Traductor

23 de febrero de 2008

Emoción e ilusión



Voy a los mitines a hacer bulto la verdad. Tengo mis ideas y principios muy claros. Creo que si lees las entradas de mi blog, enseguida descubrirás a que me refiero.
De todos modos, hoy he sentido una emoción e ilusión especial. Hoy, Zapatero ha venido a Valencia con Mª Teresa ( una tía que podemos tomar como ejemplo, ambos sexos ).
He sentido ilusión y emoción por todo lo vivido hoy. Por el mogollón impresionante de gente que estabamos en la plaza de toros de Valencia, por el positivismo que se respiraba, por los mensajes que se han lanzado, por... tantas cosas.
En todo este conjunto de mensajes y propuestas, por supuesto criticas al contrincante no han faltado, pero han sido las menos si las comparamos con las propuestas, ha habido uno que me ha hecho sentirme orgulloso de ser español. Un mensaje que me gustaría escuchar de la boca de otros líderes europeos. Zapatero ha dicho," mientras yo sea presidente, cuando una persona acuda a la sanidad pública con una enfermedad, con necesidad de atención, va a ser atendida adecuadamente, independientemente del color de su piel o de su lugar de procedencia".
Es posible que te parezca una nimiez, para mi ha sido algo importante, que me hace sentir bien y me da fuerzas para confiar en su política. Aunque a veces no esté de acuerdo con algunos detalles de ella, creo en él.
Por eso voy a votar, y te invito a que lo hagas. Me da igual que lo hagas con cabeza y corazón o con todas tus fuerzas, vota. Piensa que es lo que realmente sientes y vota.

13 de febrero de 2008

Las ideas claras

Y tan claras. Eso si, copiadas.
Los votantes de derechas son fieles ( mira, es loque tiene ). Les da igual la incompetencia de los líderes que tengan, ellos, a votar al "partido" sin tener en cuenta lo que hace y dice.
Pero claro, como se vió en 2004, eso no es suficiente. Resulta que la mayoría de los españoles no es de derechas, ni de coña vamos. Cuando la izquierda se moviliza la victoria está garantizada. Somos muchos más lo que apostamos por un país moderno, social, por un reparto adecuado de la riqueza ( a ver si me explico,todos podemos llegar a acumular cuanta riqueza como queramos/podamos, eso si, siempre que se garantice una vida digna y en igualdad de oportunidades a los más desfavorecidos ), laico... ya me entiendes.
Así pues, necesitan buscar más votos, y nada más sencillo que copiar a su ídolo Bush. Mentir y crear miedo, miedo, miedo. De este modo consiguen que los ciudadanos ( por suerte no todos ) cambien su punto de enfoque, se olviden de todos los avances sociales y de modernidad del país y dediquen su tiempo a pensar en otros asuntos, asuntos importantes y que requieren atención, pero no una atención basada en argumentos populistas, exagerados, falsos... a donde hemos llegado Mariano.
En fin, que los asiduos del tomate, pese a quedarse sin su programa favorito, ya tienen carnaza nueva con la que entretenerse.

9 de febrero de 2008

Saber servir un cafe

Triste es que pensemos que el problema de la baja calidad de los servicios de hosteleria es la presencia en el mercado laboral de inmigrantes. Personas que en la mayoría de ocasiones cuentan con una formación académica muy superior a la del español medio, y que no pueden acceder a puestos de trabajo cualificados por los prejuicios que existen sobre ellos y, finalmente, acaban realizando trabajos de muy bajo perfil, que "nadie" quiere realizar.
Al oir esto en palabras de un político ( ¿?) español, que ha formado parte del gobierno que ha dirigido este país durante ocho años, nos muestra la capacidad media de los miembros del mismo. Si analizamos su gestión, a buen seguro nos daremos cuenta de que su cualificación como ministro es bastante peor que la del inmigrante licenciado en medicina ( por decir algo ) que para sacar adelante a su familia a terminado sirviendo cafés a estirados como él.
El populismo de su discurso va dirijido a las capas sociales con un perfil educativo bajo con el único objetivo de manipularles y centrar su atención en aspectos de la vida menos importantes que aquellos que realmente preocupan a los ciudadanos.
Que se olviden del reparto entre colegas que se hizo de telefónica, endesa, etc de como, una acción positiva para el país, y que debía serlo para todos los ciudadanos, finalmente lo fué para sus amigos.Por lo visto, eso ( entre otras muchas cosas ) no es tan importante.
Mira lo sucia que está la calle, mientras yo "limpio" tu casa sin que te des cuenta.

3 de febrero de 2008

La pela es la pela

Y que esperabas? Más de 50 años dirigiendo la educación de nuestros hijos. Modelando su mente, impidiendo el avance del libre pensamiento. Y haciendo caja.
De repente pretendemos la pluralidad de educación. El libre pensamiento. Y claro, no esta bien que cada vez más ciudadanos opten por poner la X en la casilla "equivocada". Eso hay que pararlo, como sea. Es necesario frenar esa corriente que pretende que pensemos con libertad. El miedo es la solución. No existen argumentos que justifiquen la vuelta al control de la educación, por lo que esta postura no puede ser atacada.
La solución es una alianza con la parte de la sociedad que considera idóneo el pensamiento único, que mantenga el vínculo con el poder y su influencia sobre este.
Pues ala, a mentir, a se un hipócrita, a manipular, a engañar. Haz lo que yo digo pero no mires lo que hago.
No están preocupados ni por el terrorismo, ni por los derechos de los ciudadanos independientemente de su orientación sexual ( perdón ), ni por... solo hay que leer los documentos orientativos que redactan y divulgan. Están preocupados por la pérdida de su influencia en la educación de los futuros contribuyentes. De esos que tienen que poner la X.
La pela es la pela. Amén.
Es todo cuestión de dinero.

Datos personales

Mi foto

Soy una persona emprendedora, muy progresista, amante de la innovación en la economía y en la vida en si. 
Comparto mi vida con mucha gente, amigos y familia pero especialmente con Isabel y Carlota, que son la fuente de energía que me mueve cada día.
Creo en colaborar, en compartir, en tener una actitud abierta frente a las cosas, para tratarlas siempre con integridad y reconociendo la interdependencia que existe en todo.