Traductor

27 de noviembre de 2008

Banco del optimismo

Sigo con mis propuestas originales, pero útiles y reales. Mi problema es la falta de apoyo de los lectores de mi blog. Me falta capacidad de convocatoria, pero lo sé y no me rindo. Hace unas entradas comenté mi oferta de creación del mercado de garantías de depósitos -ver entradas antiguas- y el éxito que obtuve fué nulo. No obstante sigo pensando que es una buena idea.
El caso es que cada vez lo tengo mas claro. La banca española no está a la altura necesaria para participar en la solución a la situación económica actual. Paso de usar el término crisis - mierda, ya lo usé-. Su preocupación, la de los bancos, por la situación actual de las familias y las empresas, pequeñas y medianas, las llamadas PYMES, es una puta falacia. Solo les importa limpiar sus balances con el dinero de los contribuyentes. Aprovechar los planes de rescate y hacerse con fondos para hacer frente a sus deudas sin ninguna intención de meter dinero en la calle que vuelva a mover el círculo del consumo y, consecuentemente, de la actividad empresarial.
Tengo la solución, acaba de nacer el Banco del Optimismo. Una entidad bancaria de reciente creación, nació hace un par de minutos, cuyo único objetivo es gestionar los fondos que se aplican para el rescate de nuestra economía, que no de los bancos -jajajajajajaja- inyectando el 90% de los mismos a la economia real, la economia de las familias y las empresas. El otro 10 lo repartiremos entre todos lo que hagamos este esfuerzo.
El estado está dispuesto a comprar activos inmobiliarios, para con eso promover la concesión de créditos que devuelvan a nuestra economía la energía que necesita para su correcto funcionamiento. Pues bien, como estos impresentables no tienen, o no quieren ofrecer, activos inmobiliarios cuyo precio de venta corresponda con el precio real, ofrezco mi piso. Tengo una hipoteca de unos 70.000€. Mi piso está valorado en unos 200.000€ - o eso me dijeron la última vez, aunque ahora quien sabe su precio real. Le pido al estado que me de 190.000€- para que veas, me enrollo- con eso pagaré la hipoteca y me comprometo en dedicar la diferencia a prestar dinero a mis conciudadanos.
Pero claro, con eso no arreglo nada, o casi nada. Pero si a eso unimos tu hipoteca, y la de más gente como nosotros, podremos llegar a esos casi 2000 mil millones de euros que se quedaron sin adjudicar en la primera subasta de fondos que se realizó la semana pasada - putos bancos irresponsables- y prestarlos de un modo limpio y claro a empresas y familias. Me comprometo a aplicar un interés razonable, euriobor+0,2%, mejor que ING, y no quiero compararlo con más entiades financieras.
De este modo podremos dar a las familias los recursos que necesitan para empezar de nuevo a consumir, a las empresas para seguir produciendo, a los estudiosos para seguir investigando y lo mejor, nos cargamos a este atajo de sinvergüenzas que son lo bancos y que estan dando la espalda a las necesidades de nuestra economía, que nos estan jodiendo con su actitud y que no están aportando nada a la economía real. Solamente están interesados en equilibrar sus balances y seguir ganado dinero en cantidades escandalosas.
No es tiempo de ganar, es tiempo de arrimar el hombro y solucionar la situación que ellos mismos han provocado.
De momento solemente tengo mi piso, pero creo en ti y en tu implicación en este tema. Déjame tus datos en los comentarios y me pondré en contacto contigo para crear una bolsa de propiedades lo suficientemente grade que haga que el estado no se ria de nosotros al presentar un plan ridículo. De este modo vamos a mover de nuevo, juntos, la economía.
Putos bancos inresponsables...

13 de noviembre de 2008

Buenas noticias

Estos días, de dura travesía por el desierto de las complicaciones de la economía, me he sentido agobiado y cansado. Cansado de escuchar tantas y tantas malas noticias. Llega un momento que todo lo que queda en tu mente es miedo a lo que viene, tanto a nivel personal como empresarial, y en consecuencia diriges tus pensamientos y tus actos hacia un escenario negro.

En mi vida profesional siempre he tenido, y pese a todo sigo manteniendo, un principio básico, y no es otro que, en momentos de dificultad, es imprescindible centrarse en las soluciones y no en los problemas. Pero claro, si lees la prensa, si oyes la radio, si ves los telediarios -un vicio que muchos tenemos y que es difícil de quitarse- en tu cabeza todo lo que hay son obstáculos, incertidumbre, problemas. Eso te crea un enfoque negativo en todo lo que piensas y haces.

¿ A alguien le extraña que las ventas de automóviles se hundan? ¿ que el precio de la vivienda caiga y, aún así, cada vez se vendan menos pisos? La disminución de la actividad económica implica un descenso en todos los sectores, y la verdad, ¿ de que sirve que nos lo recuerden cada diez minutos en todos los medios de comunicación? De nada, no sirve para nada, para preocuparnos, hundirnos, y evitar que, lo poco que podamos aportar a la solución de esta macro crisis con el comportamiento personal de cada uno de nosotros, produzca algún resultado positivo.

Frente a esto, me encantaría que algún medio de comunicación comenzase un programa de noticias en positivo. Que nos haga ver la parte buena de todo lo que está pasando, que nos haga sentir mejor y nos de confianza. Un programa en el que se presenten noticias del estilo: en el 2009, un 85% de los trabajadores de este país mantendrán su empleo, la facturación del sector de la hostelería se mantiene a un 80% de su nivel óptimo a pesar de la crisis, muchas pymes sobreviven y mantienen a más de la mitad de sus empleados, la desaparición de empresas en sectores muy concretos abre nuevas oportunidades a los emprendedores...

Todas estas noticias, y muchas más que se me ocurren -tampoco es mi objetivo el repasar la actualidad y refrasearla- son ciertas, y tienen ese enfoque positivo necesario para que nuestras mentes estén limpias y con ganas de seguir luchando por mejorar nuestra situación, y con ella la situación de la economía en general, en lugar de estar a la expectativa, asustados, esperando que el próximo terremoto no nos afecte.

Buenas noticias, de verdad, necesitamos buenas noticias.

8 de noviembre de 2008

Icex, solución o problema

Todos los que trabajamos en el campo de la internacionalización de las empresas españolas, tenemos de un modo u otro relación con el Institto de Comercio Exterior. Una figura que en su día fué imprescindible, por la poca iniciativa privada que existía en la prestación de estos servicios para la empresa española, pero que hoy en día supone una barrera insalvable para el desarrollo del sector de la consultoría internacional.

Una empresa que quiera hacer un análisis de un mercado concreto para evaluarlo y diseñar posteriormente una estratégia de introducción en el mismo tiene dos opciones, acudir a la red internacional de ICEX, pagando un precio ridículo o acudir a una empresa consultora que, por un precio de mercado les pueda ofrecer un servicio similar. Eso si, de mayor calidad. Por desgracia seguimos siendo un país donde se valora en exceso el precio que tienen las cosas y no la calidad de las mismas. Otro punto, por cierto, que debe modificarse en nuestra mentalidad empresarial.

El equipo humano de Icex está formado en su mayoría por becarios que, con toda la buena intención y esfuerzo, intentan desarrollar un buen trabajo. Pero la intención no es suficiente, hace falta algo más. Capacidad.

Capacidad basada en su experiencia profesional, en su conociemiento del mercado y en su actitud. Los becarios suelen ser estudiantes con una escasa, a veces nula, experiencia profesional, que pasan un año en un país extranjero, del que en la mayoría de los casos no conocen ni tan siquiera el idioma, y sobre los que recae la responsabilidad de dar soporte a un proyecto de expansión internacional de empresas españolas que confían ciegamente en ellos. Son la cave de los precios que Icex ofrece.

A su favor, la energía que la juventud implica y su compromiso con el proyecto en el que se encuentran. El problema no son ellos. El problema es la política de dumping que el Icex mantiene año tras año y que coarta el desarrollo de un sector imprescindible para el buen funcionamiento de nuestra economía.

Aquellas consultoras que hemos decidido internacionalizarnos y realizar inversines en otros mercados, dirigidas principalmente a facilitar la labor de implantación de Pymes en ellos, nos encontramos con muchos problemas a la hora de realizar nuestra labor.

Seleccionar, formar y mantener una plantilla de personas que puedan dar el resultado adecuado, representa una inversión dificilmente sostenible cuando se tiene que competir con los precios de Icex. Por suerte, la empresa privada empieza a entender que algo es barato o caro no por su precio, sino por la relación que existe entre el precio que pagas y los resultados que obtienes.

Cuando he comentado esta situación con mis colegas, me dan la razón a medias, ya que recibimos de Icex una linea de subvenciones que nos ha ayudado bastante a desarrollarnos. Me consta que la mayoria de los que nos hemos metido en esta aventura también tienen esta ventaja. Pero en un mercado libre, donde no tuviesemos que competir con el estado, no necesitariamos esas ayudas.

La economía española necesita abrirse al exterior. Las empresas que peor lo están pasando en estos tiempos de crisis son aquellas que tienen su ámbito de influencia reducido al mercado doméstico. Y para que esto sea una realidad, es necesaria una avanzadilla de consultoras que vayan a los mercados, los analicen, busquen oportunidades y las trasladen a la empresa española. De un modo profesional y con un conocimiento real de los mismos.

Los becarios están un año en los mercados, cuando empiezan a comprender el país, su beca termina y viene otro. Los Consejeros Comerciales están algo más de tiempo, cuatro años. Supongo que esta limitación temporal está basada en un principio de precaución para evitar que generen sus intereses privados al tener durante mucho tiempo acceso a información privileda.

Es necesario que sea el sector privado quien opere en este campo. Y nadie dice nada, es un sector intervenido por el estado, de un modo indirecto pero con una competencia desleal que impide un desarrollo adecuado de nuestra economía y coarta iniciativas empresariales.

A las pruebas me remito.

2 de noviembre de 2008

Te necesitamos


Hoy he tenido un buen momento. Difícil por que mi maña está en Ucrania y me tiene abandonadito en este solitario pueblo donde vivo. Pero despues de comer, como no con el pórtatil a menos de un metro con el adsl tirando millas, un wick sonoro me ha hecho detener el protector de pantalla.

Era mi hermano, en el skype, intentando contactarme via voz. Pero, que cutre soy, tengo la tarjeta de sonido jodida y no puedo utilizar los servicios de voz de skype, ni los de ningún otro proveedor claro. Total, que a escribir, que es un deporte muy sano.

Ha habido dos aspectos de nuestra conversación que me han hecho reflexionar. Os pongo en antecedentes, mi hermano está en Colombia moviendo una casa taller para niños y jóvenes - www.lasmoyas.org - y desde aquí, intentamos financiar este proyecto mediante una asociación creada para el mantenimiento económico de proyectos sociales en todo el mundo - www.lamaloka.org- Un proyecto wapo.

El primero es que, Mateo, que así se llama el protagonista de esta entrada, está saturado, contento, haciendo aquello que realmente quiere hacer, pero saturado. Se plantea pasar unos meses en España, tabajar - uhm???- y con esos recursos económicos volverse a casa.

Eso presenta el gran inconveniente de la separación de su familia. Algo temporal, pero duro de todas formas. Además, según mi opinión, si bien la idea de venir a España unos meses me parece perfecta, la dedicación del tiempo a buscar un empleo y posteriormente, en el caso de encontrarlo, llevarlo a cabo, va a proveerle de unos recursos económicos escasos y que con el paso del tiempo desapareceran.

Yo le propongo otra cosa. EL proyecto de las moyas es muy adecuado para la realidad social que vive el Barrio de Bogotá donde está implantado, y los problemas de financiación son fruto del desconocimiento del mismo por parte de los ciudadanos comprometidos con este tio de proyectos. Le propongo que usemos ese tiempo, en desarrollar un programa de conferencias que haga llegar el proyecto al mayor número de personas posible. Y hagamos socios, busquemos a esos ciudadanos a los que les preocupa el bienestar del prójimo y consigamos con esto una base social, que nos dará una garantía de futuro para este proyecto.

Lo veo más adecuado. Por eso pongo este post, nos gustaria que nos organizases una conferencia sobre este proyecto en tu localidad - en septiembre, octubre o noviembre de 2009 - para presentar este proyecto y encontrar gente que quiera ayudarnos a financiarlo. Ponte en contacto con nosotros a través de info@lamaloka.org y te daremos más información sobre lo que hacemos. Despues de esto, que seguro que te sorprende, nos encantará contar con tu ayuda.

La segunda reflexión viene de las ultimas frases intercambiadas con mi hermano, en las que me ha confesado que lee mi blog. Me agrada saber quesirve para algo más que una mera válvula de escape para alguien ansioso por comunicar.

Venga, infórmate. Te necesitamos.

Datos personales

Mi foto

Soy una persona emprendedora, muy progresista, amante de la innovación en la economía y en la vida en si. 
Comparto mi vida con mucha gente, amigos y familia pero especialmente con Isabel y Carlota, que son la fuente de energía que me mueve cada día.
Creo en colaborar, en compartir, en tener una actitud abierta frente a las cosas, para tratarlas siempre con integridad y reconociendo la interdependencia que existe en todo.